16579108129_0953c73471_k
Reseña Histórica
10 marzo, 2015

La Junta Nacional de Gobierno (1963-1966), mediante Decreto Supremo N°. 2871 puso en vigencia la Ley de Seguridad Nacional el 15 de diciembre de 1964, ley que fue reformada en 1966, entre cuyas reformas consta el Art. 63 que dispone: “LA MOVILIZACIÓN DEL FRENTE MILITAR SERÁ PLANIFICADA Y REGULADA POR LA DIRECCIÓN DE MOVILIZACIÓN DEL ESTADO MAYOR DE LAS FUERZAS ARMADAS”.

La institución como organismo dependiente de las Fuerzas Armadas ha recibido las siguientes denominaciones:

  1. Dirección de Movilización de las Fuerzas Armadas Según lo dispuesto en la Ley de Seguridad Nacional, año 1964, Artículo N°63.
  2. Dirección de Movilización del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Según la Ley de Servicio Militar y Trabajo Obligatorio en las Fuerzas Armadas, año 1966, Artículo N°. 38.
  3. Dirección de Movilización del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas Según la Ley de Servicio Militar y Trabajo Obligatorio, año 1977, Articulo N°39.
  4. Dirección de Movilización del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas Según la Ley de Servicio Militar Obligatorio de las Fuerzas Armadas Nacionales, año 1977, Artículo N°. 16.

La Junta Militar de Gobierno, presidida por el Contralmirante. Ramón Castro Jijón, promulgó la Ley del Servicio Militar y Trabajo Obligatorio en las Fuerzas Armadas, el 13 de abril de 1966 y en su Art. 38 determina que la Dirección de Movilización del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas, es el organismo responsable de la aplicación de la Ley. El 4 de julio de 1966, el Jefe del Estado Mayor General, General Brigadier. Gustavo Banderas Román, designó al Coronel de E.M. José Endara Erazo, cabeza de la Dirección de Movilización de las Fuerzas Armadas, delegándole la tarea de organizar y poner en funcionamiento este  organismo y cumpla también las actividades señaladas en la Ley de Seguridad Nacional.

La Dirección de Movilización del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, desde el 04 de julio de 1966, tuvo su primer asentamiento en la ciudad de Quito, en el Ministerio de Defensa, en el parque “La Recoleta”, calle La Exposición S4-71 y Benigno Vela. Luego de un año de permanencia se asigna un local en la calle Ambato con el número 325 entre las calles Murgueytio y General Mazo, donde permanece hasta el 07 de abril de 1983. Finalmente se traslada al actual edificio ubicado en la Avenida Gran Colombia N11-230 y Calle Briceño, esquina.

El edificio de la DIRMOV. fue construido en el año de 1927, en una época de notable auge urbanístico, cuando los quiteños crearon una junta de embellecimiento urbano. El edificio fue construido por el Arq. Gualberto Pérez y fue proyectado como una amplia residencia de 4 pisos y grandes salas sociales y habitaciones amplias que excedía con creces las necesidades de espacio de la familia Arteta. En su tiempo y hasta la actualidad llama la atención este edificio neoclásico, con su fachada de dos frentes, con ventanas de arco campanel, flanqueadas por pilares de orden compuesto, balcones de barandilla y mirador central curvo.

El 24 de mayo de 1931, el edificio fue distinguido por la Ilustre Municipalidad de Quito con el “Premio Ornato”, y ese día elogiaba el periódico El Comercio, su sobria esbeltez, “sus comodidades notables y su hermosa arquitectura”. En 1940, el inmueble fue adquirido por el Gobierno y ocupado  por las oficinas de Ministerio de Agricultura el cual invitó en el año de 1944 al pintor Eduardo Kingman para que pintara murales en la planta baja con temas referentes a la agricultura, artesanía de la sierra y de la costa. En 1950 funcionó la escuela “José Martí”, con el siguiente deterioro del local, causado por los infantes que estudiaban allí. Cuando la escuela desocupo el edificio, uno de los Ministerios Estatales autorizó que gente sin recursos ocupase, sin costo, las habitaciones vacías; lo que ocasionó que la edificación se deteriore completamente. Por último, el edificio fue tomado a cargo del Ministerio de Defensa, para alojar allí a varias dependencias militares y por último a la Dirección de Movilización del C.C de las FF.AA en el año 1983 que lo mantiene hasta la presente fecha.

A partir de 1993 se aplica un nuevo criterio técnico y estético para devolver al edificio su estilo original, adulterado por ulteriores cambios caprichosos y remiendos utilitarios introducidos por anteriores ocupantes. Así pues se derrocaron muros y paredes, se sellaron puertas y ventanas que habían sido construidas arbitrariamente, se rehabilitaron patios interiores, corredores y pasadizos que han sido embellecidos de acuerdo a la idea del constructor. La belleza de las flores, hermosos cuadros de pintores nacionales y un inmenso mural que representa la Movilización Nacional de Augusto Granja que adorna este hermoso edificio institucional.